El Tiber, el rio de Roma

El Tíber siempre ha sido una parte importante del paisaje urbano de la ciudad eterna, y las vacaciones en Roma no están completas, sin descubrir los sitios históricos del río

El itinerario del Tíber comienza en la Isla Tiberina, un sitio sagrado para los romanos, que lo moldearon para parecerse a un barco en el siglo I a. C. Colocaron un gran obelisco en el centro y un templo para agradecer al dios Asclepio por acabar con la plaga. La Basílica de San Bartolomeo, que aún domina la isla, fue construida sobre las ruinas del templo. 

El puente peatonal Fabricio le permite cruzar el Tíber y continuar el itinerario a través del antiguo gueto judío, entre Monte dei Cenci y el Teatro de Marcelo. Este es el lugar perfecto para un descanso para probar las especialidades de cocina judía en las típicas trattorias del vecindario. El Ghetto domina el LungotevereDe ’Cenci, donde se encuentra la sinagoga más antigua de Roma

Continúe hasta el antiguo mercado de ganado de Forum Boarium, donde la leyenda dice que se encontraron los fundadores gemelos de Roma, Romulus y Remus. Haga una parada para ver los templos de Vesta y Fortuna, y luego visite la iglesia de Santa María en Cosmedin con la famosa Boca de la Verdad, inmortalizada por la escena inolvidable en Roman Holiday con Gregory Peck y Audrey Hepburn

Cuando llegue al Castel Sant’Angelo, cruce el espectacular Ponte Sant’Angelo con sus esculturas de ángel de Bernini y continúe por Lungotevere Castello y LungoteverePrati. Deténgase para disfrutar de una grattachecca, una bebida hecha de hielo y fruta fresca en uno de los quioscos de Ponte Cavour. Cruza el puente para llegar al Ara Pacis, el magnífico altar de la paz construido por el emperador Augusto para celebrar el período de paz que vino después de conquistar la Galia y España. 

 

 

 

<< De Vuelta